jueves, 15 de abril de 2010

Revisando el iPad (y V). Programas varios (III)

No os podéis imaginar lo que me gusta el aparato. Cuanto más lo uso más me gusta, y eso que, como os podéis imaginar, no soy muy fan de Apple, sino más bien lo contrario… Sin embargo, el iPad, para estar tumbado en el sofá y leer libros o PDF más o menos complejos, comics, mirar el correo de refilón, o las fuentes RSS no tiene parangón. Antes usaba una combinación de Tablet/Tinta-e pero creo que eso ya se acabó. De hecho me he suscrito al Instapaper y cuando veo algo que me interesa, en lugar de añadir un favorito para leer en la sobremesa o por la tarde cuando termino de currar, me lo paso ahí y luego desde el iPad, con el cliente, lo leo con suma tranquilidad… tumbado en el sofá.

De hecho es muy posible que empiece a ahorrar energía porque con el iPad no necesito tener tanto tiempo el ordenador grande encendido, ya que hay muchas tareas que puedo realizar con él, como consultar el correo, las RSS o navegar por las webs de foros que leo (MSDN, Lectores Electrónicos, Mobileread…).

Antes de comentar algún programa más, me gustaría deciros que la única pega es el peso (algo más que un Kindle DX), lo difícil (y peligroso) que es sujetarlo con una mano a mano alzada y lo incómodo que es para escribir con el teclado en pantalla, no por el teclado en sí, sino por cómo sujetarlo. De hecho tengo en la cabeza una funda-sujetador que como pille a mi madre de buenas vais a ver unas fotos de ello…

***

NewsRack: Por 4 euros tenemos un programa que se sincroniza con las feeds de Google. Es decir, si tienes una cuenta de Google Reader, con este programa podrás actualizar y mantener sincronizadas tus fuentes RSS entre los dos productos.

Sin ser obligatorio disponer de una cuenta de Google, si la tienes puedes mantener ambas sincronizadas y así, lo que hayas leído en un sitio no lo repetirás en el otro. Permite lectura offline y añadir/borrar fuentes que, si mantienes la citada cuenta, se sincronizarán con ella, y si no simplemente te vale como cliente RSS clásico.

Conserva una copia destripada y aplanada de cada artículo, suficiente para leerlo, pero aun así te da la posibilidad de abrir el artículo en Safari, copiarlo, enviarlo por correo, feisbuckearlo, twittearlo, enviarlo a otros servicios que no sé qué son y, por supuesto, visualizar el artículo original en un visor integrado que más o menos lo muestra bien.

Instapaper: Cuatro euros para poder usar el cliente del iPad al completo, aunque hay versión gratuita limitada.

Os explico cómo funciona el servicio. Tu llegas a una página web (un artículo, por ejemplo) y quieres leerlo pero ahora no es justo el momento porque estás trabajando o porque simplemente no puedes. Haces clic sobre el favorito “Read Later” que has instalado, lo que te añadirá dicha página a un listado alojado en la web de Instapaper y asociado a tu cuenta. Imagina que, como yo, haces eso tres o cuatro veces al día. Cuando quieras leerlo, entras en la web y ahí los tienes, perfectamente listados y pendientes para leer.

A simple vista parece una chorrada, ya que puedes ponerte esas páginas como favoritos y quitarlas cuando las hayas leído, que es lo que yo hacía antes. Pero muchas veces me olvidaba de que los tenía pendientes, o justo cuando había apagado el ordenador me venía a la cabeza que los había dejado para luego.

Si no tienes un iPad (o un iPod o un iPhone) poco importa que estén en tus favoritos o en los de Instapaper, tu ya no estás ahí. Pero sin embargo, si tienes uno de estos cacharros y haces como yo, que te tumbas a leer un rato después de haber cenado, ahí tienes la aplicación de Instapaper y ahí están los artículos, esperándote. Además, es compatible con una espuerta de clientes de RSS y de otros servicios… incluyendo NewsRack, de modo que si quieres dejar una entrada de una fuente para luego, sólo tienes que enviarla desde éste al Instapaper…

***

Bueno, y con esto termina mi serie sobre el iPad, aunque si sale algo nuevo ya lo iré poniendo por aquí… y como siga así voy a tener que llamar al sitio “iPadMan”… J