domingo, 25 de octubre de 2009

Mi Kindle Internacional está en Alemania

Pues eso, que acabo de mirar el tracking y está en Alemana. Lo curioso es que se ha ido moviendo durante el fin de semana, incluso el papeleo de aduanas se hizo el sábado por la tarde, primero con un aviso de que faltaban papeles y luego con el paso del mismo, así que si se mueve durante la noche mañana lo tendré aquí. Si no, el martes, que es la fecha originalmente prevista.

La funda, una M-Edge Prodigy (bastante mejor que la original del K -y más cara, como el doble), en lugar de venir por UPS me llega por FedEx y está en París, así que más o menos me llegará el martes, y espero que no haya jaleos con la aduana, ya que según el tracking también la ha pasado, pero en París en lugar de Manises, que es donde UPS tiene su recepción de la zona de Levante.

El fin de semana ha estado un poco triste, con Katxan migrando la web de los Lectores Electrónicos y yo leyendo a todo tren Los Stone, de Heinlein (en papel, regalo del ínclito diaspar -con minúscula-), que por cierto es un Heinlein de juventud, temprano pero que ya trae todos los ingredientes de sus futuras magnas obras. También ha caído entero el número de diciembre del Analog (bueno, me queda la mitad del último relato), y por fin he terminado de leer el truño de The Reality Disfunction, primer volumen de los tres que consta la monumental trilogía de The Night's Dawn Trilogy. Finalmente he empezado Misspenth Youth, las dos últimas del mismo autor, Peter F. Hamilton, y que no tiene pinta de ser tan pesada y lenta.