lunes, 19 de octubre de 2009

Abriendo un Onyx y la engañifa del siglo

Por primera vez en mucho tiempo, este va a ser un post gráfico, muy gráfico. Mosqueado con el clic clic clic del botón central, me decidí a abrir el Onyx por completo, sabiendo que iba a perder la garantía del aparato. El resultado está aquí, con un regalo extra: Mi Onyx es un aparato de demostración, no para un usuario. Vayamos al tajo.

Las fotos no son muy buenas porque están hechas con el móvil ya que mi cámara de fotos está rota.

La tapa metálica de atrás:

clip_image002

Debajo hay otra de plástico, observad el hueco de la batería:

clip_image004

Esta es la placa. Se ve el recuadro dorado. Ahí están el procesador y la memoria. El recuadro más pequeño no sé qué es, pero seguro que el Wifi:

clip_image006

El hueco del botón circular central, con los contactos:

clip_image008

La parte de atrás del botón central, y misterio resuelto: los sonidos se deben al plástico cediendo y rozando sobre las superficies:

clip_image010

Una foto conjunta, el botón visto por arriba y la batería:

clip_image012

Levantando la placa y mostrando la parte que está entre la pantalla y la cara contraria a la tercera foto:

clip_image014

Otro detalle. Si os fijáis, se ve el controlador de la pantalla, en una placa de CI extrafina, por lo que el Onyx viene con el controlador sin integrar en la placa base. Estos chinos son unos gandules de cuidado:

clip_image016

Y finalmente, dos fotos que aumentan la pegatina que se ve en la parte inferior de la foto de arriba:

clip_image018

clip_image020

El texto, traducido al castellano, dice:

“Muestra 1 de ejemplo. Esta muestra es sólo para evaluación de ingeniería. No se garantiza que no tenga defectos ni cualquier otra cosa”.