sábado, 22 de diciembre de 2012

Ya no vale la pena comprar eBooks en Amazon

Me gustaría hacer una reflexión con vosotros. Es sobre la diferencia de precios entre el eBook y el pBook.
En las Españas de la charanga y pandereta nunca fue una ventaja el libro electrónico frente al de papel, más que nada por el contubernio de Libranda y la ley del precio fijo, ambas cosas seguro que auspiciadas por los poderes fácticos que financian las campañas electorales que, para asegurarse de que gane quien gane van a tener su connivencia, los financian a todos. 
Jugada maestra. O casi.
Porque llegó Amazon y puso los puntos sobre las íes. El mayor problema es que fueron unos puntitos chiquititos, apenas visibles que, salvo la excepción del Kindle Flash (que a veces no lo es tanto), se han ido diluyendo en casi nada.
Claro está no me refiero a los precios que ponen los autores noveles. Ahí la cosa sigue igual, pero tienes el inconveniente de que por cada obra decente que encuentras, hay cientos y cientos que están situadas entre lo infumable y las peores pajas mentales del autor.
El problema tenía solución: tener la cuenta de Amazon en USA. Lo mismo valía para otras tiendas (léase Barnes & Noble, por poner otro ejemplo destacable). En principio podías encontrar el mismo libro bastante más barato, y te aceptaban tu tarjeta de crédito española sin problemas. Lo único que tenías que hacer disponer de una dirección en USA. Mucha gente utilizaba direcciones públicas, como la de la Biblioteca del Congreso y cosas así. 
Pero hace un tiempo endurecieron las cosas y tenías que comprar con una IP norteamericana, con lo que tenías que buscar un proxy, con lo que la ventaja se redujo un poco ya que, al menos yo, ni aun cuando la compra se produjese por HTTPS (encriptada y potencialmente segura), usaría uno gratuito. Así que al precio del libro tenías que añadir el coste de la VPN, que tampoco es muy excesivo.
Pero últimamente la cosa se está desmadrando en cuanto a precios, por lo que ya no vale la pena hacer todo ese montaje para ahorrarte, si te ahorras, algo de dinero.
Porque la diferencia de precios entre la versión electrónica y en papel del libro es incluso a veces mucho menor que en el caso de España… e incluso me he encontrado con libros-e más caros que su equivalente en papel.
Os pongo el ejemplo de la entrada anterior
Últimamente Clancy (o quien se los escriba) se está acostumbrando al volumen doble por decirlo de forma suave. Yo lo llamaría timo, pero dejémoslo en el término anterior.
Se publica una novela, por ejemplo, En la mira. Pero no es una novela completa. Aunque ocurren hechos y el argumento más o menos se cierra, quedan grandes flecos, que por supuesto se finalizan en la siguiente. En este caso el título del libro es Threat Vector. Lo mismo ocurrió con sus dos obras anteriores sobre Jack Ryan hijo.
En fin, es lo que hay.
***
Pero vayamos al precio de los libros. A fecha de hoy, tenemos:

  • Amazon USA, En la mira. Tapa blanda, 10.99$. Edición Kindle: 10.24$
  • Amazon España, En la mira. Tapa blanda, 11,94€. Edición Kindle: 7.92€.

Te sale a cuenta comprarlo aquí, tanto en eBook como en papel. Fijaos que la diferencia en USA es de 75 centavos de dólar. En España, de 4 euros. Pese a la diferencia de precio, todavía está por encima de la barrera psicológica de los 5 euros para un eBook.
Pasemos ahora a la siguiente novela, que no está publicada en castellano pero sí en inglés original y se puede comprar tanto allí como aquí:

  • Amazon USA, Threat vector. Tapa dura, 14.03$. Edición Kindle: 14.03$
  • Amazon España, Threat vector. Tapa dura, 11.84€. Edición Kindle 10.66€.

Aquí la cosa se pone, incluso, más interesante para el mercado español. Si os fijáis, el precio es más o menos el mismo tras la conversión euro - dólar.
Vamos, básicamente esto demuestra que si quieres un libro, mejor lo compras en papel a no ser que tengas serios problemas de espacio, lo que viene a demostrar mi tesis.
***
Es obvio que no hemos entrado en la tónica de la piratería. Evidentemente comprarse un Kindle o cualquier otro cacharro para leer libros pirateados sí que sale a cuenta, pero este no es un sitio en el que se fomente esa práctica, que seguro se ha incrementado como consecuencia de los precios que hemos considerado.
No obstante parece ser que el mercado español está comenzando a hacerlo un poco bien. Desde luego mejor que el USA. Esperemos que los últimos juicios ganados contra el Agency Model sirvan para algo y veamos mejoras en todo esto.
Otra de las cosas que resultan más que evidentes es el hecho de que el precio del libro es completamente artificial y sujeto a los vaivenes del mercado. Uno podría esperar que un libro de tapa dura costase algo más caro que su equivalente en tapa blanda, pero vemos que no es así. Y lo mismo con los precios de los eBooks, que encima no tienen ese problema.
Un asco, vamos.
***
Pero lo peor de todo no es eso, y esto sí que es un tema personal. ¡La FNAC me ha timado tres euros! Porque yo lo compré algo más caro el otro día. Hay que joderse. Ya sabes, amigo lector, antes de comprar en tienda física, míralo en alguna electrónica. Lo mismo te sale más barato, y todavía más si juntas unos cuantos y los pides de una tacada, como suelo hacer yo.
Hala, hasta la próxima y felices fiestas a todos (en el ínterin me gustaría ver la cara que se les tiene que haber quedado a todos esos imbéciles -no hay otro nombre para llamarlos- que pensaban que el mundo se acababa realmente ayer). ;-)
 ***
Añado un enlace interesante que me apunta Jordi Balcels. Es un análisis sobre los precios de los libros en Amazon y una forma de seguimiento para comprar el que quieras cuando llegue al precio que quieras: http://meteteme.blogspot.com.es/2012/06/estudio-informal-sobre-precios-de.html