domingo, 17 de junio de 2012

Blogueros profesionales, "pagados" y que no tienen ni puta idea...

Pese a que lleva unos días ya publicado, y hay réplicas para dar y recibir, yo lo he leído esta mañana. Cosas de añadir algo a Instapaper y olvidarte de que lo has hecho.
Me refiero a esta entrada: Blogueros gratis, de pago y “pagados”, que hace referencia a otro blog en el que un escritor profesional de blogs se defiende de ciertas críticas generadas a partir de un vídeo patrocinado.
No voy a entrar en ese tema, pero sí que voy a hacer un par de comentarios a la entrada que enlazo. 
Espero que el autor no se lo tome como una crítica directa a él, que no lo es porque principalmente no suelo fijarme en quién escribe lo que leo. Simplemente si un tema me parece interesante, me lo anoto y luego, mediante las arduas tareas del sofing, lo leo en mi iPad…

Una crítica que he leído muchas veces desde el lado de los usuarios hacia nosotros, periodistas o bloggers, es que somos unos vendidos. Que las marcas nos pagan por hablar bien de ellas. Siento deciros una cosa, esto no es así en la mayoría de los casos. Hay grandes profesionales que desempeñan perfectamente su trabajo y saben cuándo hay que reconocer las cosas bien hechas y cuando están mal, en definitiva: informar de la forma más objetiva posible.

[…]

Las empresas se prestan a pagar unos cuantos viajes, pero eso no implica que tengamos que bailarle el agua a la marca de marras.

[…]

Cuando recibimos un producto para analizar, o cuando una empresa nos paga un viaje. No nos sentimos en la obligación ni explícita ni implícita de tener que hablar bien de algo.

Básicamente, la tesis defendida en esos párrafos, consiste en que la mayoría de periodistas no son unos vendidos ni se ven obligados a realizar un análisis o a hablar favorablemente de un producto.
Creo en ello. O más bien quiero creer firmemente en ello, pero es que hay veces que se me saltan todas las alarmas. No voy a poner ningún caso, pero cuando leo en la blogosfera a veces se me ponen los pelos como escarpias.
Me refiero a muchos artículos en los que se les ve el plumero a cien leguas. Podría poner dos blogs más que típicos en los que eso salta a la vista para cualquiera que no sea un fanboy de pro: AppleWeblog y Applesfera. No creo que nadie pueda discutirme el enorme sesgo de esos medios de comunicación, aunque a veces aparezcan, hay que reconocerlo, verdaderas perlas de objetividad y autocrítica. Pero son las menos.
Luego hay otros medios que te dejan un tufo un tanto extraño cuando lees algo que tu mismo has manejado y que no es tal y como lo presentan, o que no nombran los problemas y sí las ventajas.
No voy a poner ejemplos, pero seguro que a todos los que me leéis os habrá pasado eso, sobre todo si hablan de algún tema en los que el lector conoce más que el propio escritor…
Pues bien, en ese caso, si no estás vendido, es que no tienes ni puta idea de lo que hablas, o que no te has molestado en comprobar qué tienes entre las manos…
Y si bien es cierto que existen muchos profesionales serios e incorruptibles, también lo es que hay mucho tonto suelto…
En fin, esa es mi tesis. Hala, ya podéis darme de palos.