miércoles, 5 de enero de 2011

PocketBook 903: Segundas impresiones


Probar las cosas deprisa tiene sus ventajas… y sus inconvenientes. Entre ellos, falsas apreciaciones. Llevo toda la tarde leyendo con el cacharro y la verdad es que, si no lo trasteas a lo bruto, funciona bastante mejor. Pero vayamos con los detalles.
***
No ha vuelto a hacer cosas raras en toda la tarde. He vuelto a formatear la SD desde Windows pero haciendo un formato completo y esta vez no sólo la ha reconocido bien, sino que también la ha mostrado en el explorador de Windows (tapando una unidad de red de mi NAS, pero bueno), cosa que antes no hacía (sólo mostraba la unidad interna).
En mi caso, no corrompe la estructura de ficheros al escribir sobre ella desde dentro del aparato, como les ocurre a otros (parece ser que el fallo está en SD lentas que no están bien soportadas por el kelmer, digo kernel del Linux que trae el cacharro).
Eso sí, la carga de documentos es bastante más lenta que la del Kindle, pero no más que las de otros aparatos similares, y desde luego más rápida que la de DR1000.
No obstante, no ha tenido ningún autismo no reinicio como los de ayer.
***
He leído dos PDF. Uno de ellos es la revista Blaise Pascal que no sé por qué la recibo, que es un documento bastante difícil de leer, con muchas cosas raras. El otro es una novela que me he formateado yo mismo, cuatrocientas y pico páginas a doble columna y en vertical.
Del pdfviewer ese mejor no hablar. No es más que un truño de programa lentísimo y que encima no dibuja muy bien los gráficos. El de Adobe va muy bien, y es bastante rápido, sobre todo cuando tienes un rato el fichero abierto.
La primera la he leído en apaisado. Para cambiar de orientación se toma su tiempo, pero al final lo hace y, mientras se lo piensa, te pone un relojito de arena en una esquina (que ayer no vi). El avance de páginas y de partes del PDF es muy bueno y rápido, tanto o más que en Kindle DX.
Y tiene una cosa que no he visto en ningún otro firmware: en apaisado, cuando te estás moviendo por la página con las teclas del cursor, te muestra la sección visible respecto al total de la página en una esquinilla de la barra de tareas, y te pone una rayita en la zona de corte para que no te pierdas.
Es decir, cuando uno avanza una fracción de la página, el software no cambia justo por la zona de corte, sino que deja una parte visible repetida del bloque anterior. A mí me daba mucha grima leer así porque cuando subes los ojos te has perdido, y tienes que buscar por dónde ibas. En este cacharro, al dibujarte la raya, en seguida ves dónde está el corte. Genial.
El otro PDF lo he leído en vertical y de igual modo el paso de página es bastante rápido.
Una pega (o no) viene cuando cambias de visor. Si estabas leyendo con el Adobe, y cambias al otro, pierdes el punto de lectura (y supongo que todo lo demás). Y viceversa. De todos modos no creo que nadie use el pdfviewer para nada.
***
También he leído un fichero en formato Mobipocket. Lo peor de todo es que no respeta bien del todo el formato. Los textos indentados (como entradillas y comentarios) no los indenta sino que los deja como texto regular. Supongo que será una limitación del CSS que han puesto más que del FBReader.
El paso de página es instantáneo. Sí: instantáneo. En el tiempo que mueves los ojos a la vez que haces clic para pasar a la siguiente, lo hace. Menos la vez que reconstruye la pantalla completa. Más rápido que en el Kindle 3, y con eso ya lo he dicho todo.
***
He usado el diccionario, más que nada por ver cómo funciona… Y me ha cumplido como un jabato. Aunque sería de desear que implementaran el doble clic o algo similar, tampoco hay que moverse por tantas pantallas para llegar a él.
Bueno, pues eso es todo de momento. Ya os contaré más conforme vaya descubriendo.