martes, 29 de mayo de 2012

Ahora la culpa es de Amazon

Leo en Mi Experiencia Kindle que las editoriales españolas están enfadadas porque parece ser que Amazon es el culpable en el desplome en la venta de libros. Citando al citador:

 

"Amazon es verdugo de las librerías, y de todo el sector editorial español. No respetan el precio fijo que por ley tienen los libros y, debido a eso, hemos presentado una demanda contra ellos".

 

¿Pero no quedamos que era el pirateo? ¿Nos aclararemos? ¿O es que resulta que estamos dando palos de ciego?

¿Conocéis la expresión esa de que “todo es culpa de los demás porque todos están contra mi”? Pues idos aplicando el cuento, si todo va mal porque los demás son malos y nos hacen pupita, ¿no será que estamos ignorando la viga en nuestro ojo?

Antes de que Amazon entrara en España la culpa era de la piratería, ese tremendo lastre que hacía que no se vendieran libros. Ahora que Amazon está, las ventas caen por esta empresa, que son malos malosos y no respetan el contubernio montado por las Editoriales y el Estado (mejor no hablar de él, Bankia mediante).

Claro, llegan las Editoriales, se alían con una ley injusta para crecer el precio del libro, montan Libranda para que nadie pueda comprar con, de nuevo, precios más que abusivos, y ahora que entra alguien con suficientes cojones como para plantarles cara, lloran y se quejan.

Que no, señores, que no nos la tragamos por enésima vez. Ya sé que hablar de esto en la situación actual, en la que hay problemas mucho más acuciantes que nos están abocando a una dictadura como nunca hemos conocido (y la gente de la calle tan pancha, yo incluido), es como intentar pescar en aguas bravas, pero si bien no puedo ni sé hablar de política sin una recortada en la mano, sí que puedo discutir y defender mi opinión en este sector.

Y es que los consumidores de cultura estamos hasta los mismísimos cojones de vosotros, editoriales prepotentes y abusivas, que os habéis montado un negocio más que redondo alrededor del libro.

Basta ya de abusar, de prevaricar y de haceos los mártires. Modernizaos. Cambiad el chip, porque por mucho que berréis, por mucho que porfiéis, la cosa tradicional se acaba.

¿Retiráis los ebooks de la venta? Fácil: miles de lectores tienen escáners en sus casa. ¿Precios abusivos y con DRM? Fácil: se llama DRM Tools.

No estoy fomentando la piratería ni mucho menos. Estoy fomentando los precios racionales y coherentes, la transparencia editorial y la honradez de todos.

Salvo contadas excepciones, siempre compro mis libros. Pero me niego a pagar precios abusivos. Si en castellano el precio se va de madre, que es casi siempre, lo compro en inglés. Y si el precio sigue estando alto y me interesa mucho, me lo compro en papel. Sólo consigo copias piratas cuando no puedo comprarlo en papel, simplemente está descatalogado o tengo un interés marginal.

Luego hay otra, y es que si quieres un libro en papel que no sea novedad muchas veces no puedes conseguirlo por medios tradicionales (léase librería), porque las distribuidoras y las editoriales las ignoran miserablemente. Pero hay alguien que no te ignora y a quien puedes comprarle casi cualquier libro editado: Sí, hablamos de Amazon.

También podríamos entrar en el aspecto del autor novel. Amazon está dando unas oportunidades que nadie, hasta la fecha, ha hecho. Y os aseguro que hay autores muy pero que muy buenos. ¿Leéis, editoriales?

Y finalmente tenemos un acercamiento diferente: desde que mi chica tiene un Kindle (y tiene ese y no otro porque simplemente fue el que mucha gente le recomendó), no quiere ni oír hablar de libros en papel. Si lo consigue para su cacharrín, lo lee. Si no, pasa de él. Y encima todos los libros le pesan igual.

Pues eso, que a ver si cerráis de una vez y sale gente más espabilada (es un decir, porque vosotros sí que sois espabilados de vedad).