domingo, 5 de febrero de 2012

Prevaricando que es gerundio

Leedla y volved aquí.
¿Ya? Parece honesta, ¿no?
Habla de los problemas con el DRM, de Libranda, de las editoriales que exigen la protección anti copia, y los problemas que tiene mucha gente para poder leer un libro cómodamente.
También se comenta el hecho de que el que compra es tratado como pirata, y el pirata lo tiene más fácil. Y que mucha gente, nada más comprar un libro con DRM, lo elimina, como hago yo mismo sin mayor reparo moral.
[Sí, yo compro libros electrónicos, no en Libranda y no en el mercado abusivo de algunas editoriales, pero la mayoría de mis lecturas son pasando por caja. Y si alguna vez consigo algo pirata, lo hago porque no estoy dispuesto a pagar nada por ello. Es decir, si no lo encontrara pirata, no lo compraría aunque fuera más barato. ¿Ejemplo? El último de Alatriste. ¿Otro ejemplo? Conseguí la versión pirata de la biografía oficial de Jobs −24 horas después de haber salido en papel-. Comencé a leerla, y como me gustó, la compré en papel.]
Si os dais cuenta, en el artículo hablan del Kindle y de las dificultades del formato ePub, bordeando el peligroso peligro de afirmar que todos esos problemas que dicen tienen con el ePub…
¡¡¡NO EXISTEN EN EL KINDLE!!!
Es decir, usando un Kindle no es necesario hacer un registro o descarga o compra en dos pasos, ni siquiera necesitas un ordenador para la compra: Enciende tu Kindle, entra a la tienda y compra. Así de sencillo.
Pero claro, no interesa comunicar eso, que la solución ya existe y se llama Amazon. Interesa meterla con calzador, prevaricar, intentar engañar al prójimo y decirle que Libranda, Casa del Libro, FNAC, todos, están buscando la solución, sin querer enfocar al lector a la única solución que a fecha de hoy existe: Amazon Kindle.
Cómo se notan los intereses comerciales, y de qué pie cojea cada uno. Pues bien, aquí estaremos para desfacer el entuerto que surja, si la SINDE nos deja, claro, que lo mismo nos dicen que fomentamos la piratería y nos cierran sin necesidad de pasar por juzgado alguno.
***
Me apuntan ciertas chicas muy inteligentes un par de temas de los que no me había dado cuenta. La cosa es todavía más flagrante si cabe, ya que, por ejemplo, tanto el lector de Kobo y de Sony (el PRS-T1) permiten hacer lo mismo que el Kindle, y son formato ePUB y con DRM. Es decir, ambos permiten comprar desde el propio aparato y también desde la web, y tienen su aplicación para PC que permite lo mismo.
Otro punto a destacar es el hecho de que no necesitas un Kindle para leer MOBI, sino que tienes aplicaciones para Windows, OS X, iOS, Android… sin contar con el clásico Mobipocket Reader, que permite leer este tipo de ficheros (con DRM, aunque la versión anterior a la de Amazon) desde Windows y desde Windows CE, que incluye todas las versiones de Windows Mobile…
En fin, que se trata de otro artículo completamente sesgado y desinformador, orientado hacia el intento de abuso más evidente.
Si queréis seguir esta discusión, podéis entrar aquí.