martes, 10 de septiembre de 2013

Apple vs Samsung. ¿Quién gana?

Hace un rato que he visto la última keynote de Apple, en donde presenta sus nuevos iPhone 5C y 5S, lo que ha supuesto una bajada de más de 12 dólares en las acciones.
Y no me extraña nada. La presentación ha sido insulsa, y lo presentado, salvo una cosa, nada del otro mundo y que no fuera esperado. Vamos, ninguna novedad remarcable.
Lo único llamativo ha sido el sensor de huella dactilar integrado en el botón del teléfono. Eso sí que es una novedad importante, pero todo lo demás es más de lo mismo. 
Recuerdo la época en que Steve Jobs decía “y disponible desde este mismo momento” y veías cómo el producto aparecía disponible para comprar o descargar. Ahora no, ahora todo son futuros. 18 de septiembre para iOS 7, lo mismo para los iPhones, y ni una palabra sobre otros temas candentes como Mavericks, cuya Release 7 es más inestable que la 5.
Y lo peor de todo no es eso, lo peor de todo es que no ha habido ninguna novedad. El sistema operativo es más de lo mismo. Más bonito pero con prácticamente la misma funcionalidad.
Por eso regalar iOffice, por eso la novedad de los 64 bits que ignoro para qué valen…
… Porque poner a fecha de hoy 64 bits en un teléfono es una tamaña tontería que nadie se lo puede explicar. Significa que se consume casi el doble de memoria y de disco, y algo más de batería para obtener… absolutamente nada.
¿Por qué Apple ha comparado el aumento de rendimiento con el iPhone original y no con el 4? Muy sencillo: pasar a 64 bits no lo aumenta si no se optimiza el juego de instrucciones y, como ya hemos dicho, aumenta sensiblemente el consumo de memoria. Seguro que el iPhone 5S dobla su RAM interna.
Además, sólo hay que fijarse en los vídeos de presentación. Y compararlos con el del, por ejemplo, Galaxy Note 3.
Este es el del 5C:

Y el del 5S:

Y el del Note:

¿Veis la diferencia? Mientras que Apple se llena la boca con diseño y con la huella dactilar (que como sea como los sensores que hay en la actualidad va a fallar más que una escopeta de feria), Samsung nos pone ejemplos de la calle. 
Pues eso, que Apple cada vez va perdiendo más y más.
Y sin hablar de precios, que esa es otra.